7.1.06

El problema no es que haya militares golpistas sino una Constitución que otorga a un Ejército plagado de franquistas el papel de salvapatrias

Como todo el mundo sabe, la patria es el último refugio de los canallas. Y esta afirmación sirve tanto para nacionalistas de patria chica, tipo Carod Rovira y Arzalluz, que creen más importante la sardana o el aurresku que los derechos humanos, como para militares descerebrados (vaya redundancia)como el que propone ahora que el Ejército impida la aprobación del estatuto catalán. El problema no es el general Mena y otros analfabetos funcionales como él que dirigen a miles de soldados y custodian arsenales, sino una Constitución que reserva a esa gente uniformada, equiparable en su formación y en su cultura a policías de barrio, el papel de velar por la unidad de la patria o de salvaguardar la Constitución. Entiéndase bien que la unidad de la nación debe ser respetada, pero no precisamente por esta caterva. Y el problema es que no se quiera reconocer que todos los militares que actualmente son generales, tenientes generales y cosas así entraron en el Ejército en la época de Franco. Este Mena en concreto entró en el Ejército en 1960. ¿Entró pensando en salvar la Constitución o en imponer a sangre y fuego el franquismo? Quien en la época de Franco entraba en el Ejército no lo hacía precisamente para promover la democracia. Otra cosa es que algunos se quieran hacer pasar ahora por demócratas impecables, pero lo cierto es que llevan todos el gen del fascismo bien grabado en su cerebro. No se trata de profesionales, sino de personas que quisieron imponer por medio de la violencia sus ideas y a los que habría que haber destituido de forma fulminante en cuanto se instauró la democracia. Pero no hubo huevos. Bien está que no estén todos en la cárcel, pero no es de recibo que sean los que dirijan el Ejército.

5.1.06

El PSOE, que iba a dignificar TVE, la ha convertido en una mierda mayor de lo que ya era

El PSOE prometía que iba a dignificar Televisión Española. Lo cierto es que lo que tenemos es la recuperación de un personaje como Pepe Navarro, que estaba muy bien en la cloaca donde se encontraba. Tenemos al mismo hijoputa de José Luis Moreno produciendo programas mansalva y forrándose con la misma mierda que ya hacía hace 20 años. Tenemos los telediarios con menos audiencia de la historia. Lo unico que hemos conseguido es seguir ofreciendo la misma basura de siempre pero con el añadido de que ahora no la ve nadie y la pagamos todos. ¿Hay algo más idiota que dejar caer la audiencia de TVE sin aportar nada nuevo?